PrincipiosPedagógicos



El juego espontáneo y la libertad de movimiento



El juego en su nivel más básico es una actividad muy primitiva, es pre consciente y pre verbal, surge de unas antiguas estructuras biológicas que existieron antes que nuestra conciencia y nuestra capacidad de hablar.

Testimonial James A. Michener
James A. Michener

Si la tendencia natural del niño al movimiento no se reprime, o no solamente se valora en competiciones, se convierte en punto de partida de observaciones detalladas, comparaciones, mediciones y cálculos.

Testimonial Rebeca Wild
Rebeca Wild

Cuando l@s niñ@s juegan, se están haciendo a sí mismos. Entendemos el juego como la forma más natural y primitiva de aprendizaje, y también como la forma en la que l@s niñ@s entienden, comprenden y experimentan la vida.

Cuidar el juego espontáneo y la libertad de movimiento permite que el/la niñ@ movido por su necesidad, curiosidad e intereses internos, no solo aprenda sus primeros movimientos, andar hablar…sino que también aprende a experimentar, conocer sus límites y capacidades, enfrentarse a dificultades y resolverlas, a socializar a canalizar la frustración, a conservar su autoestima. En definitiva aprende a aprender todo lo que va necesitando para su desarrollo.

Para favorecer el juego espontáneo y la libertad de movimiento, consideramos esencial, ir observando las necesidades de juego en cada momento, aportando los recursos que vayan siendo necesarios para su desarrollo y generando alternativas, (dando prioridad a la necesidad de elección del espacio entre interior y exterior).